LOS CINCO ‘PAPAYAZOS’ QUE DEBES EVITAR A TODA COSTA EN INTERNET

papaya(Por: José Luis Peñarredonda). La seguridad en la red es, la mayoría de las veces, un asunto de sentido común. Si algo parece demasiado bueno, no hagas clic en él: no lo es. Nada es ‘gratis’ en realidad. Y si algo parece falso, es porque es falso. Nada diferente a lo que tenemos que afrontar quienes vivimos en una ciudad. Por eso, en el día mundial del internet seguro, te presentamos este pequeño listado formas de ‘dar papaya’ que debes evitar a toda costa si no quieres ver comprometida tu seguridad. 

1. Ser descuidado con las contraseñas

Ser descuidado con tus contraseñas es como dejar las llaves de tu casa en la cerradura todo el tiempo. Por favor: no uses ‘password’ como contraseña, ni nada que sea medianamente fácil de adivinar. Tampoco el nombre de tu perro, tu gato o ninguna información personal que mucha gente sepa. Entre más aleatoria la clave, mejor. Es mejor tener que recuperarla porque se te olvida, que hacerlo porque alguien entró a tu cuenta.

Tampoco es buena idea compartir tus contraseñas con nadie: hay mejores ‘pruebas de amor’. Si alguien cercano a ti quiere entrar ‘a las malas’ a tu correo o a tu Facebook, por venganza o por lo que sea, la idea no es que des ‘papaya’.

La mayoría de servicios más populares tienen un servicio que se llama ‘verificación en dos pasos’. Es una segunda contraseña que debes introducir después de la primera, con la diferencia de que el servicio te la envía por otro medio: una llamada, un mensaje de texto o una aplicación. Facebook, Twitter, Google y Outlook lo tienen –entre muchos otros servicios–, y lo mejor es que lo uses. No te quita mucho tiempo y protege mucho mejor el acceso a tus servicios.

2. Guardar en la nube lo que no debe ir allí

Todo lo que se guarda en internet es susceptible de ser publicado. Desde esas fotos que te tomaste hasta los documentos ultraimportantes que nadie más puede ni debe ver, una buena premisa para saber si algo debe ir a la red –un correo electrónico, un mensaje de chat o un archivo guardado en la nube– es hacerte la siguiente pregunta: ¿qué pasaría si esto, eventualmente, fuera publicado? Los accidentes, rupturas, intrusiones y demás problemas ocurren, nadie está exento.

Por eso es que los computadores y celulares tienen discos duros: porque hay cosas que es mejor tener bien guardadas. De todos modos puedes hacer copias de seguridad en discos externos o memorias USB, y de hecho deberías hacerlas. Pero no todo debe ir a internet.

3. No desconfiar de los correos y mensajes

Afortunadamente, los atacantes que usan ‘phishing’ todavía no pueden imitar al 100% los mensajes que pretenden suplantar. Pero por desgracia, la mayoría de las víctimas de esta forma de robo de información no son tan maliciosas. La premisa es simple: si algo no parece totalmente legítimo, si tiene un pequeño error de redacción, un rojo un poco menos rojo o un tipo de letra ligeramente diferente, es falso y debes eliminarlo inmediatamente.

Hay otras premisas que pueden ayudar contra el ‘phishing’: si no le pediste información de algún tipo a tu banco, operador o al fabricante de tu dispositivo, no tiene por qué llegarte. Además, muchas de estas instituciones no suelen enviar enlaces a través de correo electrónico; por lo que si te envían un link, debes desconfiar. Si tienes dudas, lo mejor es que hagas clic derecho en él, selecciones la opción ‘copiar destino’ –puede variar según tu navegador– y lo pegues en un bloc de notas. Si lo que sale no es la dirección de un sitio de confianza, no hagas clic en él.

4. Recibir cosas gratis

Cuando algo es demasiado bueno, no es bueno. Desde cosas muy bobas como ser el visitante número 10.000.000 hasta supuestas rebajas imperdibles, pasando por ‘inocentes’ memorias USB que te encuentras cerca de tu oficina, el mundo digital está lleno de trampas para incautos que dan ‘papaya’.

La regla es simple: tal como en la calle, es mejor que no recibas dulces de extraños. Seguro están envenenados.

5. No guardar secretos

Puede que quieras ser el primero en ‘chicanear’ que consiguió la boleta para el concierto antes que nadie, o que fuiste a votar, o que recibiste una tarjeta de crédito, o que estás a punto de abordar para hacer el viaje de tus sueños . Para eso, tomas una foto de la tarjeta, la boleta, el certificado electoral y el pasabordo. ¡Listo! Acabas de ‘dar papaya’ y anotarte en la lista de candidatos al robo de identidad.

En esos documentos hay muchos datos personales importantes que es mejor que no estén por ahí a la vista de todos. Desde tu identificación personal hasta tu número de viajero frecuente, pasando por tu  teléfono celular, hay gente que paga por eso. Es mejor que te aguantes las ganas: por mostrar que te va bien, te puede terminar pasando justo lo contrario.

Anuncios

Acerca de Gustavo Calume

Profesional en Comunicación y Relaciones Corporativas. Socio de la ACORD Colombia Seccional Antioquia.
Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s