“Soy antioqueño toda la vida”: Pedro Pablo Álvarez

Pedro¿Quién del fútbol aficionado no ha escuchado el nombre de Pedro Pablo Álvarez Rivera? Técnico de fútbol, más conocido como “Don Peter”, un viejo bonachón lleno de sabiduría, humildad y experiencia, un fabricante de ilusiones.

Formador por excelencia, es un General de cinco estrellas para cazar talentos. Desde muy niño, el guiño que le hizo el fútbol lo dejó flechado para siempre. Nació en Urrao (Antioquia) un 29 de junio de 1930, pero sus padres lo llevaron de cuatro años al municipio de Amagá. 

A los ocho años de edad, con la idea de buscar nuevos horizontes se trasladó a Medellín, llegó solo al sector de La Bayadera donde un amigo de la familia, Vicente Correa, quien era el dueño de la Panadería Real lo recibió. A Don Pedro le decían desde temprana edad “el viejo”; estudió hasta quinto de primaria y le pudo más el amor por el deporte que los libros.

Comenzó practicando boxeo, lucha libre, atletismo y hasta levantamiento de pesas; el fútbol lo jugó desde los nueve años con el profesor Jesús María Burgos; ya era un delantero que hacía muchos goles al tiempo que aprendía el arte de la panadería.

Cuenta que se levantaba a las 2:00 de la mañana a entrenar. A los 16 años integró su primera Selección Antioquia con el profesor Jorge Ford de nacionalidad alemana, allí salió Campeón Nacional en 1946. Además, integró las filas del Atlético Municipal que luego pasaría a llamarse Atlético Nacional, pero una lesión grave de rodilla frustró el sueño de seguir pegándole a un balón.

Fue el momento oportuno, pues antes de cumplir la mayoría de edad decide ser técnico de fútbol con el Deportivo América, cuadro que pertenecía a la Liga Antioqueña de Fútbol, con este club fue campeón con 57 fechas de invicto. Por esa época comenzaba a vislumbrar pupilos como los hermanos Uriel y Fabio Cadavid, además de Mario Agudelo, Fernando Saraz y Fabio Ossa.

Don Pedro Pablo fue técnico de otros equipos que pasaron por la Liga, tales como Deportivo Empaques, El Coco y Dental Medellín en 1958. Para 1960 comenzó el historial de títulos con el club New Stetic participando en la Primera A, fueron para comenzar seis títulos de manera consecutiva.

En 1966 fue invitado por el doctor Óscar Serna Mejía para dirigir al equipo Pilsen que no quedaba campeón hacia 20 años en la Liga. Ese mismo año se coronó campeón con $3.000 de sueldo, logro que no pudieron obtener Grecco y Seghini que estaban al frente del proyecto. En 1968, consiguió para este mismo equipo los torneos de la Segunda, Tercera y Ascenso.

En 1969 fue invitado por Atlético Nacional de Francisco “Cobo” Zuluaga, Don Peter en el mismo año orientaba a Pilsen y a Nacional de la Primera A. En una jornada le tocó dirigir a ambos equipos.

Cuenta que en un bolsillo tenia los carnés de Nacional y en el otro los de Pilsen, juego que terminó 2-2, ese empate puso a Pilsen campeón y a Nacional subcampeón. Por esa época comenzó a llevar figuras a Nacional, entre otros a Hernán Darío Herrera, cuya transferencia costó $800; Norberto Peluffo por $500 a la Liga de Santander y a Pedro Sarmiento por $400 a la UPB.

Difícilmente se pueden detallar uno por uno los títulos obtenidos por Don Pedro. Todo se resume en 68 títulos, de los cuales 29 los logró con Atlético Nacional, cuadro con el que estuvo oficialmente desde el 5 de febrero de 1970 hasta el 5 de febrero de 1994.

Sin exagerar, creemos en la expresión de Don Peter, quien dice haber dirigido por lo menos 50.000 jugadores, de los cuales se atreve a dar la lista de los mejores que tuvo la posibilidad de ver crecer: el arquero René Higuita; los defensores “Chonto” Herrera, Giovanny Cassiani, Andrés Escobar, Luis Carlos Perea y Gildardo Gómez; los volantes “Chicho” Pérez, “Carepa” Gaviria, Leonel Álvarez y Alexis García; y los delanteros Julián Vásquez, Víctor Aristizábal y Faustino Asprilla. De los anteriores, del único que recibió ropa y dinero fue de parte de Andrés Escobar.

Siempre ha sido formador, cazatalentos, amante de la iniciación;  sin embargo,  en un par de oportunidades dirigió el plantel profesional verdolaga. Esto fue en 1970 de julio a diciembre, cuando reemplazó a José Curti, quien viajó para traer refuerzos del sur del continente y quien llegó con Raúl Navarro, Óscar Calics y Tito Manuel Gómez; ese año enfrentó al Santos de Pelé, juego que perdió Nacional 2-1.

Su paso como Director Técnico de la Selección Antioquia fue corto pero productivo; no solo por los títulos sino por los jugadores que llegaron al fútbol profesional de nuestro departamento. Para la época existía la categoría sub 23.

Don Pedro fue campeón invicto en 1985 ante Magdalena, con el “Bendito” Fajardo como goleador, en 1986 campeón ante Bolívar y 1987 contra Bogotá; en ese entonces la afición tumbó puertas para ingresar al Atanasio Girardot, se recuerda para una de estas vueltas olímpicas el gol de Mauricio “Chicho” Serna en la final ante Bogotá, estaban entre otros jugadores: Jose Fernando Castañeda, Jaime Sierra, Jaime Garcés, Carlos Ramírez y el “Tigre” Londoño.

Después de su paso por la Selección Antioquia y Atlético Nacional, dirigió clubes como Itagüí, Colombiana de Tabaco, El Hacendado, el Arca de Noé, Roy FC y Las Playas. Sus últimas joyas fueron Edinson Tolosa y Rodin Quiñones. El maestro Pedro Pablo aún se levanta desde las 5:00 a.m. para una cancha de fútbol a pesar de sus dolencias físicas que le impiden caminar; con bastón en mano pero con mucha energía permanece en la raya dando los consejos de un hombre lleno de sabiduría obtenida por la caricia obligada de los años.

A Dios gracias vive en casa propia en Belén Altavista con su esposa Ana Dolly Cárdenas; 63 años de matrimonio para nueve hijos, 18 nietos y 15 bisnietos. Su único ingreso económico es la pensión del Seguro Social. Dice sentirse resquebrajado económicamente; pese a sus problemas de columna y rodillas, se siente aliviado y espera todavía un juego a beneficio prometido hace varios años por Víctor Marulanda, Juan Pablo Ángel y Elkin Calle.

A Don Pedro le desespera la intermitencia del futbol colombiano, admira profundamente a Fernando el “Pecoso” Castro y a Hernán Darío Gómez, se siente orgulloso de ser antioqueño, dice que de esta tierra ha salido lo más grande del fútbol colombiano. Muy seguro de manifestar que los mejores dirigentes deportivos en la historia los ha tenido la “jerarca” antioqueña, comenzando por León Londoño Tamayo, Antonio Meza Escobar, Hernán Gómez Agudelo y el actual heredero de los anteriores,  Mauricio Parodi Díaz.

Este es un homenaje en vida para un hombre lleno de pasión por el fútbol, deporte que no deja de ver a diario hasta por televisión; forjador de figuras, simpático como el que más y dueño de mil anécdotas. Es conocido por su forma particular de hablar, es de los que sin dudar habla de “ténica y tática”, le gusta el “fúlbolcoletivo,” llama sin problema a “Vitor y Alesis”, destaca  su “invito” con la “su 23”.

Para Don Pedro Pablo Álvarez “el fútbol es más grande que la música y la mecánica” y a pesar de sus 85 (los mismos años de la Liga Antioqueña de Fútbol) dice que “no se amaña en la casa sino en una cancha de fútbol”. Don Peter… ¡Gracias por siempre!

Comunicaciones

Liga Antioqueña de Fútbol

Acerca de Gustavo Calume

Profesional en Comunicación y Relaciones Corporativas. Socio de la ACORD Colombia Seccional Antioquia.
Esta entrada fue publicada en Fútbol y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s